22 oct. 2016

CAMPO LIBRE, HOMBRES LIBRES, VERSOS LIBRES


Nos permitimos una licencia esta semana, acercarnos a la poesía, con más o menos acierto, desde las labores del campo.
Hay veces que nos descubrimos estresados y mirando el reloj continuamente y nos olvidamos ser conscientes de las actividades que realizamos y de la cercanía con la tierra.
Al hacer las fotos que luego colgamos en este blog, queda plasmado el momento, y ese momento es el que nos gustaría disfrutar más veces de lo que hacemos.  Por eso hoy las tres fotos tienen su sentido, podrían haber sido otras cualesquiera, las de hoy son las que son con todo lo que son, ni más ni menos.




Se acerca recto, firme en el paso,
concentra la mirada
como le enseñó su dueño,
su compañero.
Tras su paso voltea la tierra
generando vida
 con renovado empeño,
exhalando ingenio
que perdura a través de los tiempos
No es Platero, sino Moñaco
así atiende a la llamada
que requiere su presencia
en el campo






Como otra parte del jumento
le sigue su compañero
tensos los brazos
relajadas las manos, 
el paso coordinado 
en un baile ,
 como un tango sin florituras,
 efectivo.
La mirada 
fija en el apero
que dará los frutos 
de su esfuerzo






El horizonte contempla
a los esforzados trabajadores
y las plantas saludan sonrientes
cuando los pies dejan su huella.
La tierra respira profunda
y acoge en su seno
los hijos adoptados,
criaron, bledos, cenizos, malvas
y ahora darán de mamar
a coles,escarolas y lechugas .































No hay comentarios. :

Publicar un comentario